Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

jueves, 12 de agosto de 2010

ALMA DOLIENTE


Como un barco sin velas, así es el alma doliente.

Por mucho que sople el viento, no sigue rumbo coherente.

5 comentarios:

  1. Muy chula tu entrada... oye vanesa como pones todas imagenes a la izquierda de las entradas?
    Por cierto, crei que te quedarias por mi blog para seguirme ;)

    Un besin

    ResponderEliminar
  2. Los rumbos coherentes llevan a buen puerto, pero aburrido. Los otros rumbos tienen la magia de lo desconocido...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Bueno, la coherencia es algo meramente subjetivo... Nunca sabremos el puerto en que desembocarán nuestras aguas... ¿no? ^^

    Me gustó la entrada

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. El alma siempre sigue la corriente que uno quiere que siga, sólo es el timon de la nave que tiene que ser arrastrada por el viento. Cuando está doliente.. solo le hace falta ver un pequeño punto de luz:)

    ResponderEliminar
  5. Quizá ni siquiera haya un rumbo.
    Bésix

    ResponderEliminar