Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

lunes, 12 de julio de 2010

ROJA QUE TE QUIERO ROJA


"Siempre que un competidor entre a la cancha debe jugar como un todo, un todo que juegue desde los pies hasta la cabeza, cada centímetro, cada punto del organismo deberá jugar. Algunos juegan con el cerebro, lo cual está muy bien porque eso los hace ser audaces e inteligentes para ser los números uno en cualquier actividad. Aún es más importante jugar con todo el corazón, con cada fibra de nuestro cuerpo. Si tenemos la suficiente capacidad para ser alguien con mucho cerebro y mucho corazón, entonces podremos tener la certeza de que nunca saldremos del campo de competencia en segundo lugar."

(Vincent Lombardi)


El Empire State Building saluda a España



El pabellón español de la Expo 2010 de Shangai ha celebrado la victoria proyectando partidos de la selección en la pantalla de su fachada y, en una pantalla aún mayor, prestada por el vecino pabellón de la Unión Europea y colocada en la propia plaza, que también pudieron seguir allí mismo en directo varios cientos de personas.

Además, ha colocado en su fachada un cartel con los colores de la bandera española donde aparece Miguelín vestido con la equipación de la selección junto a las palabras chinas "ren ren dou shi guanjun" ("todos somos campeones"), y en su interior su famoso bebé gigante (también Miguelín) ha amanecido con una enorme bufanda rojigualda.


Sin embargo, lo que ha llamado a la participación de varios miles de personas han sido los enormes carteles en blanco que, desde la mañana de ayer, han estado colgados junto a la plaza del pabellón para que los visitantes escribiesen allí sus felicitaciones al conjunto de Vicente del Bosque, que serán enviadas a España como recuerdo.


El cordobesismo agradece que la imagen más impactante, importante y repetida de los últimos días y que pasará a la historia, ésa de la Copa del Mundo con todos los jugadores de La Roja, quedará vinculada a la bufanda tricotada del Córdoba Club de Fútbol que llevaba Pepe Reina en su cuello; no sólo la llevó puesta el día de la victoria ante Holanda sino que también la portó en las celebraciones en el autobús por todo Madrid. Ese cordobesismo es digno de alabar, de elogiar y de agradecer.

3 comentarios:

  1. Un domingo cualquiera: http://www.youtube.com/watch?v=gh2vxSALRXI

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado ese saludo que desconocía desde América. Salen notícias desde cualquier lugar del mundo...

    ResponderEliminar
  3. Como lo mencione en el blog, deportivamente, aparte del día que salimos campeones en nuestro cantón, fue uno de los más bellos de mi vida.

    Grande España, te llevamos en el corazón!

    ResponderEliminar