Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

lunes, 13 de septiembre de 2010

ESCALERA DE CARACOL


El primero y el último escalón son los que más cuesta conquistar.
De hecho, levantar la pierna derecha y flexionar la rodilla para apoyar primero el talón y luego, la puntera de sus viejas botas, en el peldaño inaugural de la escalera, había supuesto un esfuerzo descomunal.

La escalera estaba vieja y desgastada, los escalones estaban desnivelados y los crujidos que sus pies arrancaban a la madera apolillada con cada nuevo paso, no ayudaban a tranquilizar sus nervios. En el primer rellano tuvo que detenerse.

Se apoyó en la desconchada pared, sin importarle la humedad que la impregnaba. Tuvo que cerrar los ojos y respirar fuerte, echando la cabeza hacía atrás. Poco a poco, se fue serenando. Recordó por qué estaba allí, la última palabra que le dijo, la última mirada antes de subir al coche, antes de dejarla marchar, y luego, los días sin ella, largos y tediosos, como domingos de invierno, las noches recordándola y el inmenso vacío que se había instalado en su pecho, donde antes hubo un corazón.
Estos recuerdos le hicieron proseguir.

5 comentarios:

  1. Me ha encantado lo que has escrito!! Es muy prrofundo y a la vez que triste, te anima a seguir adelante aunque las cosas sean duras...
    Me ha gustado muchisimo en seriO! =D
    Y estoy de acuerdo empezar y terminar algo es lo mas dificil.

    unbesito*

    ResponderEliminar
  2. Todos los pasos son complicados, el primero, el último y los muchos que van entre medias

    Bésix

    ResponderEliminar
  3. Las escaleras de caracol siempre me han parecido enigmáticas y recurrentes. Buen símil para esta historia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Se siente un gran alivio y satisfacción al llegar arriba y conseguir la meta :)

    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Lo más difícil es subir el primer escalón.Dá igual si bajas alguno entre medias si el logro es llegar hasta el final.
    Me encantó
    Besos

    ResponderEliminar