Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

lunes, 12 de abril de 2010

UNA CIGÜEÑA AZUL



Es un pequeño pueblo en el este de Alemania. Se llama Biegen y allí, normalmente, nunca pasa nada. Nunca hasta ahora, porque sus habitantes han descubierto que tienen allí su propia atracción turística: una cigüeña. No como todas, claro. Ésta es azul.


La peculiar cigüeña ha construído su nido en una de las más altas chimeneas de la localidad.


El plumaje de la cigüeña tiene diferentes tonos de azul, aunque algunos naturalistas de la zona creen que, más que una causa natural, lo que ha provocado ese plumaje es un accidente. "Las cigüeñas -dicen- suelen buscar comida en la basura y ésta puede haberse teñido accidentalmente al hacerlo".


La cigüeña llegó el pasado sábado, y ahora los vecinos están pendientes de ver si logra encontrar pareja a pesar de su inusual color. Los naturalistas aseguran que esto no tiene por qué influir a la hora de encontrar compañera. Y los vecinos del pueblo lo corroboran: "Al fin y al cabo -dicen- ocurre igual con los humanos. Un hombre pelirrojo puede estar con una mujer rubia, o viceversa".


Lo cierto es que, entre discusiones y charlas, la famosa cigüeña se ha convertido en la novedad del pueblo. Si su pelaje es natural o accidental, les importa poco. Lo único importante es que es distinta.

2 comentarios:

  1. La verdad es que queda muy mona con ese azul cielo. ¿Traerá niños azules?

    ResponderEliminar