Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

martes, 1 de febrero de 2011

"VIVIR ADREDE"

Disparate
(Mario Benedetti )

En primera instancia somos un desatino y en última instancia un disparate. No sé quién se habrá ocupado de crearnos, tan indefensos, tan soberbios, tan inauditos, tan curiosos.

Sin embargo sin embargo y con embargo somos un misterio que está siempre en el borde del abismo. El universo sólo sabe burlarse de nosotros, nos abanica con la pantalla de la muerte como si fuera una novedad. ¡Si sabremos que el no existir existe!

Somos un disparate porque así y todo buceamos en la fe, buscamos el cielo cuando la lluvia lo desaparece y abrimos los brazos cuando las catástrofes nos cercan.

Somos un disparate porque elegimos el crepúsculo desde la terraza y nos metemos en la noche sin ninguna exigencia.

Aquí y allá enfrentamos paradojas, inventamos palabras de locura, paréntesis de ansiedad. Y así andamos, descalzos, por las piedras, sin que el alrededor nos haga mella.

Y mientras tanto, el mundo mudo nos contempla y el corazón nos sigue.

Qué disparate.









5 comentarios:

  1. Una sabia reflexión la que aquí nos dejas Vanessa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. supongo que es precisamente ese disparate el que nos permite seguir aquí, día a día, sin saber que buscamos, pero sin dejar de hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Vanessa! Me encanta Benedetti!
    Somos tan paradójicos que morimos de amor en vez de vivirlo, analizamos todo lo que nos hace mal, queremos saber aunque duela, juramos con los dedos cruzados en la espalda, nos creemos el centro del universo y al segundo nos sentimos nadie,... y el cuerpo y la mente nos siguen por suerte!!!
    besosss

    ResponderEliminar