Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

lunes, 6 de diciembre de 2010

A...

A la dulzura de tu recuerdo
a la broma de tu ausencia
a la ironía del tiempo
a la parte buena de la mentira
a la parte mala de la verdad
a la esperanza de ese perfume
al coraje de este vacío
al dolor de tanto espacio
a la experiencia de la nada
a la costumbre de la herida
a la compañía de la soledad
a la inocencia de soñar.

7 comentarios:

  1. A todas esas cosas se puede acceder si se sueña de verdad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Vanessa me gusta soñar y perseguir todos mis sueños.
    Besos somnolientos.

    ResponderEliminar
  3. Los sueños deben de existir para mantenernos siempre vivos.
    Me agrado leerle hoy, Vanessa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. A lo bueno y a lo malo les debemos alguna enseñanza! A soñar, le debemos la esperanza!
    besosss Vanessa!

    ResponderEliminar
  5. a la sorpresa de encontrarte...
    Que bonito poema.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Primero se sueña, luego se consigue lo que se quiere si se ponen los medios adecuados. La mejor manera de soñar es cuando lo haces con intención y con un buen plan para hacer cierto lo que deseas. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Mas que a soñar yo creo que a esto es a lo que hay que acostumbrarse muchas veces. Me gusto. Besitos!!

    ResponderEliminar