Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

lunes, 8 de noviembre de 2010

YO CREO EN EL AZAR

"Muchas personas no creen en el azar. Viven convencidas de que todo lo que obtienen es resultado de sus méritos, y de sus equivocaciones aquello que pierden. Ven la vida como si fuese una línea ininterrumpida que ellas mismas van trazando, un paisaje perfecto e inteligible, con su perspectiva implacable, con sus praderas y su río que serpentea hacia el mar, y los árboles agitándose en la brisa. Hay zonas sombrías, pero también claros llenos de luz en los que la hierba es dulce y perfumada. Puede que al fondo se levante una prometedora ciudad, cubierta de cúpulas y de torres vertiginosas, y sin duda en algún punto del horizonte se ha formado una tempestad. Y todos esos elementos han sido trazados paso a paso, de manera contínua, engendrándose los unos a los otros como en uno de esos esquemas de los libros infantiles en los que el agua se evapora y se convierte en nubes y de las nubes cae lluvia y la lluvia se almacena en la tierra para volver a evaporarse. Todo lógico, comprensible, mensurable.

Quizá tengan razón. Pero yo, ya lo he dicho, estoy convencida de que nuestra existencia depende en gran medida de la suerte. Nadie elige el lugar en el que nace, venir al mundo como Sâo en una choza, entre piedras de lava y tierras muertas, o en una casa grande y confortable rodeada de flores, como yo. Ser hombre o mujer. Tener un padre sin nombre y una madre que te abandona, o un padre que te tiraniza y una madre con la cabeza agachada. Nadie decide quedarse huérfano o padecer una enfermedad. Pasar hambre o tirar a la basura la comida que no le apetece. Ser torpe en los estudios o inteligente y despierto. Nadie sabe lo que va a ocurrirle a lo largo del día cuando se levanta por la mañana. La vida es confusa y caótica, trazos de líneas rotas, un círculo oscuro y hondo, un fulgor allá arriba, esa mancha azul en una esquina...Casualidades, tropiezos, algún pedazo de camino recto que desemboca en un precipicio, una luz deslumbrante que surge de la nada, un vacío silencioso, una cavidad acogedora. Cuestión de suerte."
                                 -Contra el Viento (Ángeles Caso)-

13 comentarios:

  1. Vene ,puesto que la vida es una incógnita,debemos vivir el momento a tope y estar muy atentos a todas las señales que nos envían.La suerte no es para quién la busca,simo para quién la encuentra.Y no quiero decir con esto que vea bién el caos del mundo ,pero el destino es así y creo que cada uno lo elige antes de nacer y te lo puedo asegurar.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. cuantas ganas dan a veces de quedarse
    en ese rincón acogedor que has nombrado..
    pero no olvidar:
    encerrarse en la comodidad
    es perderse la tentacion de salir a tropezar
    un beso muy grandeeeee

    :) nati en www.loca-mente.com.ar

    ResponderEliminar
  3. El rincón es más seguro... mm no siempre y qué haríamos si nos levantáramos por las mañanas y supiéramos qué va a pasar? Sería aburridisimo!!
    Me quedo con el azar de la vida, destino, con lo que me merezco,... como se llame lo que me de dirección cada día.
    besosss

    ResponderEliminar
  4. ay me ha encantadoo!! q gran verdad!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo en el azar más no la suerte, la desgracia y la gloria están en nuestro poder por lo que es uno construye su futuro con las manos, ya que uno es quien elige porque sendero caminar, y cada una de esas decisiones que tomemos en la vida tendrá sus consecuencias para bien o para mal

    Es cierto que no se puede controlar nuestro entorno, pero si la forma en que enfrentemos las situaciones que nos da la vida, no es crear un falsa seguridad, sino saber que hay muchas opciones de fallar, de caer, de tropezar, y aún así tener el valor para enfrentar el mundo y todas las cosas que nos da la vida.

    Cuídate mucho mi querida amiga, buen post, un enorme abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Este post me interesa porque he reflexionado mucho sobre el asunto. A mí me cuesta creer en el azar. De todos modos, de existir, no creo que nadie entienda sus señales. La vida es terriblemente imperfecta para todos, incluso para los adivinos o los que dicen serlo.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo. Puro azar. Nuestras acciones sólo nos cambian a nosotros mismos. Nos reparten las cartas de la baraja más estúpida y a jugar... No hay cambio como en los cromos. Aquí si te toca "repe", es lo que hay.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, llámalo suerte, azar, caos... La vida tiene una fuerte componente de entropía ;)

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que la suerte no existe son las circunstancias las que te colocan en un lugar y ahí recibes lo que debes.


    Saludos, un placer.

    ResponderEliminar
  10. no queremos creer en el azar porque, en el fondo, nos resulta aterrador reconocer que tanto depende de tan porquita cosa sobre la que, por si fuera poco, no tenemos control alguno.

    ResponderEliminar
  11. Hola Vanessa:

    Yo creo que es mejor que todo venga por sorpresa si supieramos que es lo que va a pasarnos nada mas levantarse seria aburrido....aunque habria algo muy positivo en eso que podriamos hacer algo, el alguna cosa que no quisieramos que pasara, no crees??

    Dulces Besos Guapa.

    ♥Yesi♥

    ResponderEliminar
  12. Cuando puedas mira,mi última entrada.
    Un millón de besos.

    ResponderEliminar