Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

domingo, 24 de octubre de 2010

ANCLA

Al final del todo, cuando ya estaba todo perdido, intenté buscarte.
Nadie me avisó que volvería a encontrarte tan frío como siempre, más frío que un iceberg flotando en medio del océano, y yo, como barco a la deriva estrellándome contigo cada vez que te veía.
Abandoné mi búsqueda, pero nunca estás lo suficientemente lejos. Hay puertos por los que siempre vuelvo a pasar para respirarte una vez más. Y sigo con mi ancla a cuestas y sin faro que me oriente.

15 comentarios:

  1. todo por ir en busca de el (: me a encantado! gracias por pasarte por mi blog o obio te sigo!


    besos!

    ResponderEliminar
  2. Cuando todo está perdido lo mejor es levantar el ancla, seguir navegando tranquilamente y relajarte con la brisa acariciandote la cara.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo te recomendaría que alejes tu rumbo del frío...
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Puede que no tengas un faro que te oriente, pero hay veces que tienes que estar completamente perdida para poder encontrarte mejor de lo que lo has echo nunca! =D

    me ha encantado el texto
    suerte
    1beso

    ResponderEliminar
  5. Busca en el faro de tu corazón,él te guiará.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Esto me ha recordado algo que viví pero desde el lado opuesto. Y siempre me encontraba frío. Este post tiene algo que me gusta. A pesar de la tristeza. Besos.

    ResponderEliminar
  7. En este caso, es el corazón que nos guía... qué tiene de malo volver de vez en cuando a respirar recuerdos? Mientras no te quedes ahí anclada!
    besosss Vanessa

    ResponderEliminar
  8. Me gusta la gente que pone ilusión en todo lo que hace y a este blog, desde luego, ilusión es lo que le sobra.
    Un saludo de un navegante.

    ResponderEliminar
  9. Espero que ese barco leve anclas y vuelva a echarla en aguas de latitudes más cálidas

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Sigue buscando, él te espera... no descanses, pon proa a donde te guía la luz de tus sentimeintos, y allí estará...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me recordó un viejo amor con el que estuve chocando por siete largos años, una y otra vez estacando en alta mar y naufragando en sus brazos...

    Espero que puedas encontrar el camino, sin olvidar que ese faro que ilumina la oscuridad, eres tu misma.

    Un enorme abrazo mi querida amiga!

    ResponderEliminar
  12. viajar con faros, mapas y guías parece agradable y seguro, pero siempre el camino verdaderamente divertido es que vas haciendo con el día a día.. ¿no?

    ResponderEliminar
  13. y seguirás asi...mientras no encuentres un lugar mas adecuado donde dejar tu ancla...

    tienes que buscar "otros puertos"..otros que seguramente puedan darte mucho mas...

    te deseo que lo encuentres...(y de camino que lo encuentre yo tambien)...

    abrazos.....

    ResponderEliminar
  14. De verdad... con cada texto, me engancho más a tu rincón encantado...

    Un besooooo

    ResponderEliminar