Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

miércoles, 11 de agosto de 2010

BALAS

Disparos al corazón.
Poco a poco se fue volviendo transparente.
La claridad le atravesaba.
El alma se desvanece.
Ahora ya no le duele.
Las balas no pueden herir a los fantasmas.

1 comentario:

  1. pssss yo quiero verme asi un día, sin nada ahi, sin nada que pueda lastimar en un descuido....

    ResponderEliminar