Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

sábado, 17 de julio de 2010

TINTA Y PAPEL

Que difícil resulta escribir cuando las ideas se agolpan en tu cabeza queriendo salir y no encuentras las palabras exactas para darles salida, cuando se unen a tantas sensaciones sin lograr nada más que una interminable frustración.

A veces se enciende una pequeña luz en tu interior que va creciendo y creciendo, de repente te encuentras, casi como un autómata, escribiendo todo lo que te surge y a veces hasta sin pararte a pensar lo que escribes, sólo escribes, no eres tú quien dirige tu mano, es tu más escondido interior el que se abre paso entre la tinta y el papel para luego leer sin dejar de preguntarte como ha sucedido y pensar, me gusta, cuanto menos cavilas a la hora de escribir más sorprendente es el resultado, es entonces cuando sale tu verdadera esencia.
http://oasisdemarien.blogspot.com/

4 comentarios:

  1. muy bonito, es tuyo? a mi se me da mejor leer k escribir.

    ResponderEliminar
  2. Montaigne definia al escritor como un pararayos al que van a caer las ideas que están flotando por ahí. Te sientas y atraes ideas que no llegarían si no te pusieras a escribir. Y ese es el mejor consejo. Es curioso pero todo primer borrador, como ví en una película, debe salir del corazón. Cuando lo corrijas debes usar la cabeza pero ya te digo, el primer escrito sale mejor cuando lo sientes más que lo piensas.

    ResponderEliminar
  3. Los antiguos griegos cuando esto sucedía, decían que eran las musas que se habían apoderado de ti y te inspiraban, y entonces escribíamos cosas basadas en esta inspiración. Algo de eso hay. Estoy convencido. Llamémosles musas o como se quiera, pero la inspiración es algo casi diría que divino.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado esto porque siento que es una gran verdad.
    ¿Quién domina a quién?
    La escritura parece tener vida propia y apropiarse de la mano que la utiliza.
    Chapeau.
    Besos.

    ResponderEliminar