Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

jueves, 27 de mayo de 2010

SIN REFLEJO


Luego saldré a la calle,
y allí, sin reflejos,
sin ver ningún charco,
sin cruzarme con ningún espejo,
miraré sin verme.

Campanario de la Catedral de Córdoba reflejado en una fuente del Patio de los Naranjos.

3 comentarios:

  1. Es algo así como estar sin estar; ser sin ser...
    Vamos un paseo fantasmal,¿no?
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  2. A veces uno ni se reconoce, con o sin espejos, charcos y demás jejeje
    Saludillos.

    ResponderEliminar
  3. Nunca nos levantamos ni nos acostamos siendo las mismas personas.
    uN saludo.

    ResponderEliminar