Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

martes, 18 de mayo de 2010

LA PUERTA

Era una noche cualquiera, negra y brillante.

Ella cerró la puerta hacia lo perdido y probó suerte. Nunca supo lo que había al otro lado de la puerta hasta que la cruzó; mientras tanto sólo sabía lo que veía por la ventana.

Cuando una la cruza, piensa que volverá en un abrir y cerrar de ojos, pero no es así, en ocasiones es para siempre.
A veces es malo salir por esa puerta, a veces es para mejor... y otras veces es mejor no haber entrado nunca.

1 comentario:

  1. ¡Qué peligro tienen las puertas!
    Al final no sabes si entras o si sales

    ResponderEliminar