Hay cosas que no se dicen y mueren en los corazones.
Otras cosas no se dicen y mueren en un blog.

miércoles, 28 de abril de 2010

LA LIBRERÍA


Ayer fui a dar una vuelta, estuve caminando y observando. Pasé delante de la librería que lleva desde siempre ahí y no pude evitar detenerme ante la puerta;
tuve que mirar dos veces de frente y no podía creerme que la hubieran cerrado.

Este es el principio del fin de las palabras.

Ya nadie compra libros porque están demasiado ocupados. Cada día menos comunicación, personas que van y vienen con sus problemas en la mente. Acabaremos todos mudos.

Menos mal que sigue existiendo el lenguaje de los ojos, de tu mirada...

1 comentario:

  1. Pues sí... la verdad es que a mi también me está pasando eso... estoy leyendo menos, aunque algo sí, pero menos... pero estoy intentando que no ocurra.
    ¡Me encanta pararme en los escaparates de las librerías! Y, si tengo tiempo, me encanta meterme dentro y perderme entre las estanterías.
    Gracias por tu comentario... es cierto, en sueños lo tuve.
    Un besote.

    ResponderEliminar